Accesorios de moto
    Accesorios para viajar
    Ropa de moto
    El casco
    Guantes de moto
    Baterías
    Cámaras casco
Apps para moteros
 
Fotos de Motos
 
Fondos de motos
 
Fotos Moto GP
 
Imágenes de motos
 
Seguros de Moto
    Consejos y precios
    Indemnizaciones
    Orientaciones básicas
 
Consejos para novatos
 
Alquiler de motos
 
Motos de segunda mano
 
Motos de ocasión
 
Tipos de créditos
 
Motocross
 
Motos enduro
 
Motos antiguas
 
Motos BMW
 
Motos clásicas
 
Motos Custom
 
Motos de carretera
 
Motos de agua
 
Motos de nieve
 
Motos Deportivas
 
Motos Ducati
 
Motos Honda
 
Motos Roadsters
 
Motos Scooter
 
Motos Suzuki
 
Motos Trail
 
Motos Yamaha
 
Quads
 
Imágenes de coches

Motos de ocasión -> Motos Ocasión 2

El contador de kilómetros es un elemento sobre el que mucha gente pretende engañar rebajando los kilómetros que la moto ha recorrido en realidad. Por ello debemos ser muy cautelosos con ello. Podemos comprobarlo siendo un poco coherentes: los años y el estado de la moto nos darán una pista clara de los kilómetros que nuestra moto de ocasión haya podido recorrer.

También, continuando con el consejo anterior, es aconsejable que miremos atentamente el carné de revisiones y de reparaciones para que daños o que cuidado se le ha dado a la moto. Revisa que no haya muestras de vaho en los contadores, ya que eso puede ser señal humedad y problemas eléctricos con el contacto.

Moto de segunda manoEl tubo de escape suele ser muy sensible a la corrosión y su vida media suele ser de 20.000 kilómetros. Y cambiar un tubo de escape es una reparación de un coste elevado. Por ello Revisa muy bien que no existan rayas ni muestras de golpes, que no haya muestras de corrosión ni de hinchazones exteriores.

Observar el estado del humo que emana del tubo también es una opción recomendable: el humo debe ser marrón. Humo negro nos muestra que la carburación es demasiado alta y blanco que es demasiado pobre. Si hay aceite te revelará que hay problema de carburación interno.

Revisa los frenos para comprobar su situación. Mira bien el estado de los frenos, que no estén ni rayados ni marcados, el recorrido y la resistencia de la palanca del freno, el nivel del líquido de frenos.

Revisa que el motor no tenga restos de aceite, que no tenga marcas ni golpes en el carter, el estado de los tornillos para comprobar que el motor se ha tratado con cuidado o si ha sido tratado por un salvaje, etc.

Las ruedas y los neumáticos también puedes verificarlos. Revisa la marca de los neumáticos y el desgaste de los mismos. Si el desgaste no es regular es que la moto tiene un fallo de dirección. Mira también las llantas revisando que no haya marcas de golpes y que no hayan partes oxidadas.

Pues estas son las revisiones más básicas que podemos hacerle a la moto de segunda mano que estamos pensando en adquirir, para poder comprobar a simple vista que la moto marcha bien y que está en perfectas condiciones de una forma general.



Motos Ocasión 2    

Aviso legal